Movimiento de Mujeres y Memoria Colectiva. Concepción

La memoria colectiva es un espacio en disputa. Como señaló Alejandra Brito en su presentación: “La historia de la memoria y el olvido es un proceso de deseo y lucha para construir las memorias emblemáticas, culturalmente y políticamente influyentes y hasta hegemónicas”. Nuestra porfía entonces es que no olvide la historia lo que hoy está pasando, los problemas que tras el terremoto y tsunami enfrentan hoy las mujeres y sus familias en los campamentos, la falta de respuesta a sus problemas de vivienda y empleo, el desgaste y desesperanza que provoca la falta de información respecto de los plazos y programas oficiales de reconstrucción.

En esta sesión, el trabajo en torno a la memoria y las historias personales y colectivas generó un clima de complicidad entre todas y remeció nuestras emociones.

Las participantes, reconstruyeron los hechos más significativos de la historia de sus territorios y del país. Así por ejemplo, en el caso de Lota, se destacó en 1940, la detención de mineros que fueron tomados como presos políticos y llevados al campo de prisioneros de Pisagua durante el gobierno de González Videla; en 1997, el cierre de la mina y la empresa nacional del carbón – ENACAR, lo que impactó fuertemente la vida de todos los habitantes de Lota, causando graves problemas de cesantía. En el caso de Coronel, se destacó el período de gobierno de Salvador Allende, como un tiempo de esperanza para los trabajadores, un ejemplo de esto fue la creación de la Universidad Obrera en Schawger. En el caso de Penco, se recordó la existencia de un fuerte que data de 1869 y que era la entrada a Penco desde la playa; se mencionó también la existencia del tren en 1930, que ya no existe y el cierre de la fábrica Fanaloza, que constituyó una importante fuente de trabajo. En el caso de Chiguayante, se destacó su carácter inicial como sector industrial, lo que se ha ido perdiendo con el tiempo; actualmente debido a un fuerte desarrollo inmobiliario, este sector se ha convertido en una zona dormitorio. En Coliumo se destacó la creación y desarrollo de las organizaciones de mujeres algueras y pescadoras a partir del 2000 y hasta la fecha, que perdieron sus fuentes de trabajo tras el maremoto. En el caso de Talcahuano, así como en los otros territorios, se destacó el golpe de estado en 1973 como un hecho fatídico y luego, el proceso de re-organización y protesta social durante los años 80.

La participación de Ester Araneda, Julia Araneda y Mercedes Sánchez, familiares de detenidos desaparecidos fue sin duda el momento más conmovedor de esta sesión. Ellas entregaron sus testimonios señalando que: “ha sido muy dura nuestra lucha pero vamos a continuar para que nunca más suceda esto en Chile”. La valentía y dignidad con que estas compañeras han enfrentado este difícil proceso, constituye un ejemplo que nos tocó profundamente a todas, sin distinciones y, como algunas comentaron, nos compromete y da fuerzas para continuar trabajando.

Por la tarde, en la segunda parte de esta sesión, trabajamos en torno a dos temas: La presentación de un Fondo Semilla, destinado a financiar pequeños proyectos en apoyo a las organizaciones de mujeres en sus territorios y la definición de necesidades prácticas y estratégicas de género como elementos a considerar en la formulación de los proyectos.

Los criterios a considerar en la formulación de los proyectos son: la asociatividad con otras organizaciones e instituciones; la capacidad de gestionar otros recursos y sumar aporte propio y la viabilidad de las propuestas.

Se acordó repartir el fondo (de un total de $2.000.000) para que todos los territorios puedan beneficiarse. Aún cuando el monto sea pequeño, interesa que todas las participantes incorporen el proceso de formulación de un proyecto como aprendizaje.

La sesión terminó con una primera lluvia de ideas para desarrollar en la formulación de posibles proyectos, entre éstas se mencionó: intercambio entre organizaciones y comunidades, acceso a información, mejoramiento de condiciones de habitabilidad en los campamentos, servicios de agua potable, alcantarillado e iluminación, retiro de basuras, instalación de baños dignos, mejoramiento de mediaguas.

Los proyectos se desarrollarán durante el mes de Noviembre en cada territorio, con el apoyo de las encargadas territoriales y se presentarán en la próxima sesión de la Escuela Taller.

Las mujeres familiares de detenidos desaparecidos entregan su testimonio, detrás se observa las líneas de tiempo de los territorios elaboradas por las participantes

Las dirigentas escuchan atentamente la presentación de la Alejandra Brito sobre la memoria

Alejandra Brito, profesora de la Facultada de Ciencias Sociales de la Universidad de Concepción expone acerca de la memoria colectiva y su relación con la historia de las mujeres

Las participantes exponen la reconstrucción de la historia de sus territorios

Compartiendo el almuerzo

Cristina Huerta presenta el Fondo Semilla para apoyar las iniciativas de las organizaciones de mujeres en el contexto post terremoto y tsunami

Esta entrada fue publicada en Acción en ciudades y territorios Chile. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.